fb-pixel

Compartir

#Cine

Las mejores películas de culto de los 60

películas de culto de los 60

Demos repaso a las mejores películas de culto de los 60: de X: The Man with the X-Ray Eyes a Barbarella.

Para quienes tuvieron la oportunidad de vivir en aquellos años, los sesenta siempre se recordarán como una década donde el mundo fue único. Surgieron grandes figuras musicales, la gente temía el fin de la humanidad, hubo una revolución espiritual y la gente parecía más abierta de mente. Es lógico que la década también diera a luz algunas películas extrañas y muy peculiares. Demos repaso a las mejores películas de culto de los 60.

Las cintas que a continuación verás ya eran clasificadas como poco convencionales y únicas en el momento de su estreno. Hoy, tienen la etiqueta de culto y son consideradas cintas esenciales e el desarrollo del cine.

X: The Man with the X-Ray Eyes (1963)

Una de las mejores cintas del querido Roger Corman es la espectacular X: The Man with the X-Ray Eyes (X: El hombre de los ojos de rayos X). La historia sobre un científico que decide poner a prueba en sus propios ojos un nuevo suero que le permita ver con visión de rayos X es divertida y rarísima, al tiempo que desconcertante. Dale una oportunidad para ver algo fuera de lo común.

Yellow Submarine (1968)

La aventura lisérgica y surrealista de The Beatles es una delicia auditiva y visual. El alcalde de Pepperland manda al marinero Old Fred a Liverpool, Inglaterra, para pedir ayuda a los Beatles (John Lennon, Paul McCartney, George Harrison, Ringo Starr). El objetivo es combatir a los Blue Meanies, seres que detestan la música. Esta es tu oportunidad de ver una cinta grandiosa con la música de uno de los grandes grupos de la historia.

Goké, Body Snatcher from Hell (1968)

Esta cinta es un auténtico clásico de culto japonés de ciencia ficción y terror. La historia sigue a un grupo de supervivientes de un accidente de avión cuya situación va de mal en peor cuando se convierten en el objetivo de extrañas formas de vida alienígena. Goké, ladrón de cuerpos del infierno toma la premisa de LOST y la mezcla con películas como The Thing y The Blob. El resultado final es un batido cinematográfico delicioso, aunque bastante raro.

King Kong vs. Godzilla (1962)

A pesar de que se trata de una producción de bajísima calidad, ver a King Kong y Godzilla enfrentarse es genial y merece la pena ser testigo de tan monumental hecho. King Kong fue sólo el segundo titán contra el que luchó Godzilla (después de Anguirus en Godzilla Raids Again, de 1955), pero sin duda fue un enfrentamiento memorable, que tardó casi 60 años en tener una revancha. Una joya que a los puristas les podría parecer mediocre, pero en realidad es algo digno de verse una vez en la vida si te gusta reír viendo cine.

Faster, Pussycat! Kill! Kill! (1965)

Esta película es provocativa, extraña y sensual, pero lo cierto es que cualquier etiqueta le queda corra a esta cinta de culto. La realidad es que merece verse, ya que es bastante disfrutable. La historia sobre tres bailarinas exóticas (Tura Satana, Haji, Lori Williams) que provocan una ola de crímenes en el desierto de California para vengarse de hombres lascivos no tiene desperdicio.

Easy Rider (1969)

Easy Rider es una película difícil de describir, especialmente cuando se trata de explicar su trama y por qué es tan buena o importante. Lo más importante es que sus escenas captaron una forma de vida con la que muchos podían identificarse a finales de los 60. La historia va de dos motociclistas que emprenden un viaje a través del país. El final de la película también es abrupto, pero de una forma que claramente intenta hacer una declaración. Es de esas cintas esenciales que se tiene que ver una vez en la vida para entender su trascendencia.

Night of the Living Dead (1968)

Es simplemente una de las películas esenciales para entender la historia del cine de terror. Su importancia radica en que ayudó a definir lo que más tarde se convertiría en el género zombi. La noche de los muertos vivientes sigue a un grupo de personas escondidas en una casa que está siendo atacada por hordas de devoradores de cerebros. Su director, George A. Romero, planteó quizás de manera inconsciente las bases del género de los zombis con todas sus virtudes y defectos.

Barbarella (1968)

Esta cinta es memorable gracias a su estilo excéntrico y a la grandiosa interpretación de Jane Fonda en el papel protagonista. Al igual que muchas otras películas clásicas de culto de ciencia ficción, no hay mucho argumento en Barbarella, y aunque técnicamente hay una historia sobre una mujer a la que se le encarga luchar contra el mal, no importa demasiado. Barbarella debe ser disfrutada y apreciada por su falta de seriedad y por una Jane Fonda que luce espectacular.

POR RODRIGO AYALA

Editor especializado en cultura pop, cine, historia, literatura y música. Amo el terror, la música rock, los conciertos y el running. Escribí los libros “Siempre al anochecer y otros cuentos de lo extraño” y “Potwór” para exorcizar mis demonios. Mi frase favorita: “It can't rain all the time”.

rodrigo.ayala@editorialtelevisa.com.mx
0
    Carrito de compra
    Tu carrito esta vacioRegresar