fb-pixel

Compartir

#Cine

Todo lo que debes saber sobre el personaje de Paul Giamatti en ‘The Holdovers’

Paul Giamatti

Paul Giamatti en 'The Holdovers'

Paul Giamatti se ha ganado las palmas con este papel, que se cuenta entre los mejores de su carrera y que le podría dar un Oscar en la próxima ceremonia del premio.

El director Alexander Payne está triunfando con su cinta The Holdovers, la cual está ambientada en la década de los 70. La historia sigue a los alumnos del internado Barton Academy que se quedan durante las vacaciones de Navidad bajo la vigilancia del profesor Paul Hunham (Paul Giamatti).

Hunham es un desagradable profesor al que nadie en el colegio quiere. Su aspecto con un ojo bizco y su falta de carisma explican el porqué de su baja autoestima y su tendencia a pasar el tiempo solo. Paul Giamatti se ha ganado las palmas con este papel, que se cuenta entre los mejores de su carrera y que le podría dar un Oscar en la próxima ceremonia del premio.

Hay muchas cosas que se pueden contar no sólo sobre la cinta de Payne, sino en particular sobre el protagonista de la cinta, Paul Hunham, un personaje peculiar con una vida triste tras sus espaldas y con un toque de nostalgia en su semblante que nos hace preguntarnos sobre sus orígenes.

Quién es el personaje de Paul Giamatti en The Holdovers

Paul Hunham es profesor de letras clásicas en la Academia Barton, un internado de Nueva Inglaterra. Hunham prefiere pasar el tiempo solo. Al principio de la película se ve que la mayoría del personal y de los alumnos rechazan a Hunham, lo cual no le molesta en absoluto.

Hunham es un profesor convencido de sus estrictos métodos de enseñanza, lo que lo lleva a no cambiar sus decisiones para satisfacer los deseos ajenos. Como castigo por reprobar al hijo de un importante donante del colegio, Hunham se queda en el colegio a cargo de los alumnos rezagados en el periodo de Navidad.

Los cinco estudiantes que se quedan rechazan a Hunham. Por su parte, el profesor se esfuerza poco por entablar amistad con los chicos. Sin embargo, se muestra comprensivo con la encargada de la cocina, que se queda durante las vacaciones tras el fallecimiento de su hijo (que era estudiante). Cuando uno de ellos critica a la cocinera, el profesor no tarda en reprobar su actitud, lo cual da muestras de que en él hay humanidad.

La relación entre Angus Tully y Paul Hunham

Cuatro alumnos abandonan Barton, menos Angus Tully, cuya madre no puede hacerse cargo de él en el periodo navideño. El profesor Hunham queda en el papel del padre sustituto de Tully, lo cual genera tensiones entre ambos, pero a larga se convertirá en el eje de su relación.

Esta tensión se acentúa cuando nos enteramos de que el verdadero padre de Tully está internado en una residencia para enfermos mentales. El profesor convence al alumno de que vaya a ver a su padre. Tanto como el profesor como el alumno empiezan a ablandarse y a verse de forma diferente.

El camino hacia un conocimiento y una reconciliación entre ambos es el núcleo emocional de The Holdovers. Los dos dejan sus prejuicios mutuos de lado y se preocupan por los intereses del otro.

¿Por qué Paul Giamatti tiene un ojo bizco en The Holdovers?

Uno de los aspectos físicos que más nos llama la atención en la película es el ojo bizco, u ojo vago, del profesor Hunham. Esto puede explicar su carácter solitario. Para los que le rodean, refuerza su percepción de él como un hombre extraño.

  • 40 años de Sundance: las mejores películas que se han presentado en el festival

Tully acaba preguntando al profesor a qué ojo debe mirar cuando hablan, no para burlarse de él, sino como señal de respeto. En el final de la película, cuando Hunham pierde su trabajo por proteger a Tully, queda claro que este sentimiento de igualdad y respeto es mutuo. También nos dan a entender que el profesor termina queriendo a su alumno, pues por primera vez en su vida experimentó la paternidad.

POR RODRIGO AYALA

Editor especializado en cultura pop, cine, historia, literatura y música. Amo el terror, la música rock, los conciertos y el running. Escribí los libros “Siempre al anochecer y otros cuentos de lo extraño” y “Potwór” para exorcizar mis demonios. Mi frase favorita: “It can't rain all the time”.

rodrigo.ayala@editorialtelevisa.com.mx
0
    Carrito de compra
    Tu carrito esta vacioRegresar