fb-pixel

Compartir

#Cine

‘No es país para viejos’: final explicado. ¿Encontró Anton Chigurh el maletín con el dinero?

No es país para viejos: final explicado

Te presentamos el final explicado de No es país para viejos, película filmada por los hermanos Coen, con Javier Bardem como protagonista.

Este es el final explicado de No es país para viejos, película que tiene un desenlace tan ambiguo que todavía en estos días nos preguntamos por su verdadero significado.

Los hermanos Coen filmaron en 2007 una de las cintas más perfectas que se hayan hecho en la historia del cine. Hablamos de No es país para viejos, protagonizada por Josh Brolin, Tommy Lee Jones y Javier Bardem, una historia basada en la novela original del escritor estadounidense Cormac McCarthy. 

Esta historia nos lleva a conocer la vida del soldador y cazador Llewelyn Moss (Brolin) cuando encuentra un maletín lleno de 2 millones de dólares entre los restos de un negocio de drogas que salió mal en el desierto. Moss decide quedarse con el maletín y esconderlo. Esto da lugar a una persecución mortal por parte del temible Anton Chigurh, interpretado de manera magistral por Bardem.

Cuando la intensa película llega a su fin, queda la duda sobre el destino del dinero y si Chigurh lo recuperó por completo. De manera deliberada, los Coen optaron por dejar abierta la historia, lo que incita al público a centrarse en cuestiones sobre el destino, la moralidad y el caos humano.

Lo interesante de la búsqueda del dinero por parte de Chigurh no es si lo consigue o no, sino su extraño y seductor simbolismo. A menudo, el asesino lanza una moneda al aire para determinar el destino suyo y el de los que se cruzan en su camino. Podríamos decir que el dinero representa lo imprevisible de la vida humana. El afán de Chigurh por conseguirlo es análogo al viaje aparentemente de la vida misma, que nos puede llevar por diversos caminos.

No es país para viejos: final explicado. ¿Encontró Anton Chigurh el maletín con el dinero?

Un grupo de mexicanos mata a Moss en el hotel que planeaba regalar a su mujer, Carla Jean. A partir de este momento, los Coen dejan ambiguo el destino del dinero, lo cual crea un aire de tensión y hace que nos quedemos con muchas interrogantes mucho tiempo después de acabada la película.

Chigurh llega casa de Moss y se encuentra con Carla Jean, a quien le ofrece lanzar una moneda por su vida. Cada vez que asesina a alguien, Chigurh comprueba si hay sangre en sus botas, lo cual hace tras salir de casa de Moss, lo que indica que Carla Jean pasó a formar parte de su lista de cadáveres. Sin embargo, el paradero del dinero sigue siendo un misterio.

Más tarde, Chigurh resulta herido en un accidente de coche, pero consigue sobrevivir. Antes de marcharse de la escena, ofrece a un testigo 100 dólares a cambio de una camisa limpia. Esto nos hace pensar que Chigurh encontró efectivamente el dinero, pero no hay forma de confirmarlo.

El ambiguo final de No es país para viejos simboliza las misteriosas fuerzas del destino que rodean nuestras vidas. Al igual que Moss nunca quiso encontrar el dinero, Chigurh nunca quiso resultar herido en el accidente de coche.

Con una conclusión misteriosa que continúa más allá de los créditos finales, los Coen nos hacen reflexionar sobre el caos y el destino que gobiernan nuestras vidas, tal cual lo hace McCarthy en la novela original.

POR RODRIGO AYALA

Editor especializado en cultura pop, cine, historia, literatura y música. Amo el terror, la música rock, los conciertos y el running. Escribí los libros “Siempre al anochecer y otros cuentos de lo extraño” y “Potwór” para exorcizar mis demonios. Mi frase favorita: “It can't rain all the time”.

rodrigo.ayala@editorialtelevisa.com.mx
0
    Carrito de compra
    Tu carrito esta vacioRegresar