fb-pixel

Compartir

#Cine

Nevil Maskelyne, el hombre que filmó un eclipse solar por primera vez en 1900

Nevil Maskelyne

Conoce la historia de Nevil Maskelyne, el hombre que filmó un eclipse solar por primera vez en 1900 y fue el primer cineasta astronómico.

En 1900, el mago, astrónomo y cineasta Nevil Maskelyne utilizó un adaptador especial para filmar un evento astronómico único en Carolina del Norte: un eclipse total de sol. Esta grabación fue la primera en la historia en captar este acontecimiento astronómico. Nevil Maskelyne, que junto con un socio regentaba el Egyptian Hall, el teatro de magia más antiguo de Londres, era aficionado al cine y a la astronomía.

Nevil Maskelyne llevaba la magia y la astronomía en la sangre. Su padre era John Nevil Maskelyne, también mago y pionero del cine, que afirmaba ser descendiente del quinto astrónomo real británico, también llamado Nevil Maskelyne.

A finales del siglo XIX, la tecnología emergente de las películas o “imágenes vivas” se hizo popular como atracción secundaria en los teatros de magia. Los Maskelyne llegaron a utilizar películas en algunos de sus trucos de magia y empezaron a hacer sus propios filmes.

Padre e hijo diseñaron su propia versión de un proyector de cine para reducir el parpadeo que afectaba a otras máquinas. Maskelyne también fue uno de los primeros pioneros de la película a cámara lenta.

La obsesión de Nevil Maskelyne por el cine acabó combinándose con su entusiasmo por la astronomía, pasión que le llevó a convertirse en miembro de la Real Sociedad Astronómica. Maskelyne quería demostrar que las nuevas tecnologías, como el cine, podían servir de ayuda a la investigación científica.

El primer eclipse de la historia en ser filmado

De esa manera, Nevil Maskelyne decidió filmar un eclipse total de sol diseñando un adaptador telescópico especial para una cámara de cine, según Lisa Grossman de Science News. En 1898 viajó a la India y consiguió filmar allí un eclipse total.

Sin embargo, según informa la Royal Astronomical Society en un comunicado de prensa, le robaron el frasco de la película en el viaje de vuelta a casa y nunca más se volvió a ver.

Sin embargo, la vida le daría la oportunidad de grabar otro eclipse total de sol; en esta ocasión el del 29 de mayo de 1900 en Carolina del Norte, viaje que hizo gracias a la financiación de la Asociación Astronómica Británica.

Nevil Maskelyne completó su filmación y la llevó a casa. Es probable que también la mostrara en su teatro, y un fragmento de un minuto del acontecimiento acabó en los archivos de la Real Sociedad Astronómica, que empezó a recopilar imágenes de astrofotografía en la década de 1870.

Se trata de la primera película conocida de un acontecimiento astronómico y la única que se conserva de Maskelyne. La Royal Astronomical Society se asoció con el BFI para restaurar cada fotograma de la película y escanearla en resolución 4K, creando la versión digital publicada en línea.

“El cine, como la magia, combina arte y ciencia. Esta es una historia sobre la magia, la magia y el arte, la ciencia y el cine, y las difusas líneas que los separan”, explica Bryony Dixon, conservadora de cine mudo en el British Film Institute (BFI).

De esta manera, Maskelyne ocupa un lugar en la historia como el primer cineasta astronómico.

POR RODRIGO AYALA

Editor especializado en cultura pop, cine, historia, literatura y música. Amo el terror, la música rock, los conciertos y el running. Escribí los libros “Siempre al anochecer y otros cuentos de lo extraño” y “Potwór” para exorcizar mis demonios. Mi frase favorita: “It can't rain all the time”.

rodrigo.ayala@editorialtelevisa.com.mx
0
    Carrito de compra
    Tu carrito esta vacioRegresar