fb-pixel

Compartir

#Cine

‘Lazos de vida’: la historia real del hombre que salvó a cientos de niños judíos en el Holocausto

Lazos de vida historia real

La historia real de Lazos de vida es una muestra de unión, desinterés y la necesidad de ayudar en tiempos de angustia.

En la nueva cinta Lazos de vida (One Life) el actor Anthony Hopkins interpreta a Nicholas Winton, un filántropo inglés que tuvo un papel fundamental en la Segunda Guerra Mundial para evitar la muerte de inocentes. La película se inspira en la biografía de este personaje para mostrarnos una cinta llena de dramatismo en la que Hopkins vuelve a demostrar por qué es uno de los actores más importantes de la historia. Conoce la historia real de Lazos de vida.

Historia real de Lazos de vida

Sir Nicholas Winton, nacido el 19 de mayo de 1909 y fallecido el 1 de julio de 2015, es conocido como el ‘Schindler británico’. La causa de este apodo es que en 1939 salvó la vida de 669 niños que estaban destinados a morir a manos de los nazis durante el Holocausto en la Segunda Guerra Mundial.

Winton coordinó ocho viajes en tren que partieron de Praga hasta Inglaterra para evitar el asesinato de los niños a manos de los nazis, que ya habían comenzado la movilización de miles de judíos a los campos de concentración para exterminarlos.

Este acto de valentía y compasión se llevó a cabo entre marzo y agosto de 1939 y es conocido como el “Kindertransport”. Winton organizó este rescate con la ayuda de voluntarios y colaboradores, logrando asegurar la salida de los niños de Checoslovaquia a través de la frontera con Gran Bretaña, donde encontraron refugio y hogares adoptivos.

Lazos de vida historia real

Getty Images

Winton se reunió con cada tren a su llegada, y los niños fueron dispersados inmediatamente por el país para reunirse con sus familias adoptivas. A pesar de las vidas que ayudó a salvar, a Winton le atormentaba no poder ayudar a más.

Un noveno tren iba a salir de Checoslovaquia a principios de septiembre de 1939, pero los nazis cerraron la frontera e invadieran Polonia. Esto hizo que 250 niños fueran llevados a campos de concentración, donde fueron asesinados.

Su historia se conoció hasta muchos años después

Su esposa fue la que se encargó de dar a conocer la historia de su marido cuando la llevó a un programa de la BBC, That’s Life!, en 1988. Esa fue la primera vez que el mundo escuchó sobre la hazaña de Winton.

La presentadora de That’s Life!, Esther Rantzen, dijo en la emisión del programa: “¿Hay alguien entre el público que le deba la vida a Nicholas Winton? Si es así, ¿puede levantarse, por favor?”.

Lo que siguió a continuación sigue siendo uno de los momentos más sobrecogedores de la televisión del siglo XX: todo el público que rodeaba a Winton resultó ser niños que él rescató en 1939, todos ellos eran adultos que deseaban dar las gracias al hombre al que debían la vida.

“Le debo mi vida y las de mis hijos y nietos”, explicó la superviviente Vera Gissing en aquel programa de televisión. “Tuve suerte de salir cuando lo hice y tener la oportunidad de dar las gracias a Nicky fue el momento más precioso de mi vida”.

Una vida para homenajear

Desde entonces, Winton recibió numerosos reconocimientos y honores por su heroísmo y humanitarismo, incluida la Orden del Imperio Británico (OBE) en 1983 y la Caballerosidad en 2003.

La película de Anthony Hopkins intenta desentrañar por qué Winton hizo lo que hizo, y por qué mantuvo su trabajo en secreto durante 50 años.

Winton, que murió en 2015 a los 106 años, no quería ser famoso ni celebrado por su obra. Estaba decidido a salvar vidas por un sentido del deber moral, y pasó sus últimos años deseando haber podido hacer más.

Su historia sigue siendo un enigma fascinante. La película llega este 14 de marzo a salas de cine.

POR RODRIGO AYALA

Editor especializado en cultura pop, cine, historia, literatura y música. Amo el terror, la música rock, los conciertos y el running. Escribí los libros “Siempre al anochecer y otros cuentos de lo extraño” y “Potwór” para exorcizar mis demonios. Mi frase favorita: “It can't rain all the time”.

rodrigo.ayala@editorialtelevisa.com.mx
0
    Carrito de compra
    Tu carrito esta vacioRegresar