fb-pixel

Compartir

#Cine

¿Qué es el J-Horror y cuáles son sus películas más emblemáticas?

J-Horror

La tradición del cine de terror en la isla asiática es muy longeva, como lo veremos en este listado de las mejores películas J-Horror de la historia.

La historia del terror japonés (J-Horror para los entendidos) se remonta a cientos de años atrás. Durante los periodos Edo (1603-1868) y Meiji (1868-1912) existió una tradición de cuentos extraños y sobrenaturales conocidos como “kaidan” que eran populares en las provincias. Asimismo las formas teatrales japonesas del kabuki y el noh contenían frecuentemente elementos de terror sobrenatural y venganza.

Durante la década de 1990, y sobre todo del 2000, aparecieron diversas películas japonesas que llevaron a la audiencia de Occidente a echar un ojo a lo que se hacía en Asia. Fueron cintas donde los espectros femeninos y las historias de venganza en un ambiente urbano eran las principales características.

Muchas de estas producciones se trasladaron a Hollywood en forma de remakes que pusieron a Japón en el radar de los aficionados al cine sobrenatural. Aunque hay que decir que la tradición del cine de terror en la isla es mucho más longeva, como lo veremos en este listado de las mejores películas J-Horror de la historia.

A Page of Madness (1926)

Esta película estuvo perdida hasta 1971. Es una producción vanguardista verdaderamente pesadillesca y aterradora. El director Teinosuke Kinugasa, ganador de la Palma de Oro, se basó en un relato corto de Yasunari Kawabata, Premio Nobel de Literatura en 1968. En esta breve pero impactante película, un marido atormentado por la culpa acepta un trabajo como conserje en un manicomio con la intención de liberar a su mujer, recientemente ingresada allí debido a un intento de suicidio.

Con unos decorados pintados realmente gloriosos y un inquietante estilo expresionista, se trata de uno de los primeros ejemplos del cine de terror japonés, y es una parte esencial de la historia del J-Horror.

Onibaba (1964)

Con una gran influencia del teatro Noh, Onibaba, de Kaneto Shindo, está ambientada en la época de la guerra civil japonesa y sigue a dos mujeres que intentan sobrevivir en tiempos difíciles. Esta cinta es bien recordada por el intimidante demonio samurái que lleva una máscara hannya, un accesorio muy utilizado en el teatro Noh para representar los celos femeninos. Delicada y oscura, Onibaba es una macabra muestra del mejor J-horror.

Ringu (1998)

Sin duda, una de las películas de terror japonesas más influyentes de la historia. Dirigida por Hideo Nakata, Ringu dio pie al boom del J-Horror que desencadenó una serie de secuelas y remakes. La película sigue a una reportera que investiga unos misteriosos asesinatos causados por una cinta de video maldita. Esto la lleva a descubrir la espeluznante verdad sobre una misteriosa joven llamada Sadako.

Audition (1999)

Audition es una lenta y perturbadora exploración del feminismo y la misoginia. Tras la muerte de su esposa, un productor televisivo acepta fingir una audición para encontrar una nueva esposa. Durante el proceso, se enamora de una enigmática bailarina de ballet que podría tener tendencias violentas. La obra maestra de Takashi Miike destaca por su repentino cambio de tono: al principio todo indica que estamos ante una historia de amor, pero todo se tuerce al final para dejarnos una perturbadora historia de absoluto terror.

Ju-on: The Curse (2000) / Ju-on: The Grudge (2002)

Takashi Shimizu creó la franquicia Ju-on en 1998 con dos cortometrajes, Katsumi y 4444444444, mientras aún era estudiante en la Escuela de Cine de Tokio. Después filmó el largometraje de 2000 Ju-on: The Curse, que se convirtió en la primera entrega oficial de una extensa franquicia. The Grudge tuvo un éxito internacional similar al de Ringu, con varios remakes en los Estados Unidos que hicieron que la audiencia tuviera miedo del J-Horror y sus fantasmas femeninos deseosos de venganza.

Pulse (2001)

Pulse, el clásico de culto de Kiyoshi Kurosawa, presenta dos narraciones paralelas sobre la presencia de fantasmas relacionada con la tecnología. El propio Kurosawa no era ajeno al género de terror, pues tenía en su haber cintas como Sweet Home y Cure. Sin embargo, Pulse es quizá su mejor trabajo.

Noroi: The Curse (2005)

Esta cinta es uno de los mejores ejemplos del found footage en el cine de terror japonés. La película comienza con una presentación del investigador paranormal Masafumi Kobayashi, que ha desaparecido mientras realizaba un documental titulado La maldición. A continuación, el documental comienza a emitirse mientras el espectador debe descubrir los secretos que ha dejado tras de sí. Gracias a su enfoque realista, su excelente uso del falso documental y sus angustiosos momentos finales, esta cinta es digna muestra del J-Horror.

One Cut of the Dead (2017)

Esta comedia de terror batió récords de taquilla con su delirante relato sobre un equipo de rodaje que se adentra en un lugar abandonado. Su objetivo es rodar una película de zombis de bajo presupuesto, peor todo se arruina cuando se encuentran con zombis de verdad. El sentido del humor se combina con el gore de manera asombrosa para darnos una gran cinta de terror japonés.

POR RODRIGO AYALA

Editor especializado en cultura pop, cine, historia, literatura y música. Amo el terror, la música rock, los conciertos y el running. Escribí los libros “Siempre al anochecer y otros cuentos de lo extraño” y “Potwór” para exorcizar mis demonios. Mi frase favorita: “It can't rain all the time”.

rodrigo.ayala@editorialtelevisa.com.mx
0
    Carrito de compra
    Tu carrito esta vacioRegresar